Concepto de la alopecia androgénica
Califica este post

Detrás de este tipo de alopecia existen varios nombres más reconocibles: “pelado”, “pelón”, “calvo”, parrón”, etc. Efectivamente, todos estos nombres referentes a la calvicie común apuntan a un cuadro en específico: la alopecia androgénica.

 

Su nombre deriva directamente de la razón existente tras la pérdida del cabello: el aumento de las hormonas masculinas o andrógenos sobre ciertas zonas del cuero cabelludo que se encuentran predispuestas genéticamente a sufrir de este cuadro.

 

En definitiva, esta actividad hormonal genera la disminución progresiva de la actividad del folículo piloso, el que termina por ir decreciendo en tamaño hasta la atrofia total del bulbo piloso.

 

Alopecia


Este tipo de alopecia es mucho más habitual entre la población masculina, sin embargo, las mujeres también pueden llegar a padecer esta enfermedad.

 

Se conoce además que este síndrome no es exclusivo del ser humano, ya que puede llegar a afectar a otras especies como los chimpancés, orangutanes, monos y otras especies de primates.

 

Caída del cabello


Enfrentar los efectos de la alopecia androgénica también está en manos de los pacientes. Hoy existen en el mercado una gran cantidad de productos de cuidado personal.

En La Forett podrás encontrar el cepillo para pelo que estimula el cuero cabelludo y fortalece las raíces, siendo un gran complemento para los tratamientos en medicina especializada.

 

La mayoría de estos productos también se pueden comenzar a ocupar en fases previas a la aparición de la alopecia. Por ejemplo, si aumenta la cantidad y frecuencia de cabellos que vemos en nuestra almohada o en la ducha, deberíamos visitar a un especialista para recibir las recomendaciones adecuadas sobre tratamientos preventivos. Se sabe que hoy en día existen medicamentos capaces de nutrir el organismo para fortalecer el cuero cabelludo.

 

Es algo inevitable, pero querámoslo o no, el aumento del estrés debido al ritmo de vida moderno lleno de exigencias, está generando el escenario perfecto para que los casos de alopecia androgénica vayan en aumento.